Crearán Base de Datos de celulares robados en Estados Unidos

 Crearán base de datos de celulares robados en Estados Unidos

smartphonesEl diario The New York Times publicó una noticia el lunes 09 de enero de 2012, en la que anuncia que la Comisión Federal de Comunicaciones, la industria de teléfonos móviles y el Departamento de Policía, acordaron crear una base de datos de los teléfonos robados, para impedir que éstos puedan ser revendidos en el mercado negro y sean activados. Este reporte nos demuestra que cada vez más países están buscando soluciones para combatir el robo de teléfonos. ¿Cuándo le tocará el turno a Guatemala? A continuación la nota en español, con traducción libre. Lea aquí la nota en inglés



Planifican Base de Datos Nacional de Lucha contra el Robo de Teléfonos Celulares

Por EDWARD WYATT
Publicado: 9 de abril de 2012

WASHINGTON - La creciente popularidad de los teléfonos inteligentes ha producido un desagradable, aunque predecible, efecto secundario: una epidemia de robos de teléfonos inteligentes.

Ahora, los departamentos de policía, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) y la industria de teléfonos móviles han ideado un plan para luchar en contra de esto: la creación de una base de datos central para realizar un seguimiento de los teléfonos robados y evitar que sean utilizados de nuevo.

El martes, Julius Genachowski, presidente de la FCC, ha programado que se unirá a los jefes de policía de Nueva York, Pennsylvania y Maryland; y con los representantes de un grupo de la industria inalámbrica para anunciar el nuevo plan, que permitirá a los proveedores de servicios inalámbricos desactivar y bloquear el uso posterior de un dispositivo una vez que se haya reportado como robado.

Los grupos también están trabajando con los miembros del Congreso para escribir una legislación que convierta en delito federal, el manipular los identificadores únicos de un teléfono en el intento de evadir el proceso de bloqueo.

“Es demasiado fácil para un ladrón robar un teléfono y venderlo en el mercado negro”, dijo Genachowski. “Este programa hará que sea mucho más difícil de hacerlo. Y los departamentos de policía con los que trabajamos nos dicen que impedirá de manera significativa este tipo de robo”.

En el último año, aproximadamente uno de cada tres robos en todo el país ha involucrado el robo de un teléfono celular, de acuerdo con el resumen de la FCC sobre el nuevo plan. Los robos han crecido más rápidamente en las zonas urbanas, los teléfonos móviles son robados en más de un 40 por ciento de todos los robos, en Nueva York y el 38 por ciento de los robos en el Distrito de Columbia, de acuerdo con los reportes de los grupos.

“Nuestro objetivo es hacer que un teléfono celular robado tenga tan poco valor como el de una billetera vacía”, dijo el senador Charles E. Schumer, demócrata de Nueva York, quien planea introducir una legislación para tipificar como delito, la manipulación del identificador único de un teléfono.

Debido a que muchos propietarios de teléfonos inteligentes utilizan los dispositivos para las transacciones financieras, los teléfonos a menudo contienen datos personales sensibles. Como parte del programa, los operadores inalámbricos van a educar a los consumidores sobre la forma de bloquear de forma remota sus teléfonos, borrar la información personal y de rastrear el paradero de un dispositivo.

Durante los próximos seis meses, se espera que cada uno de los cuatro mayores operadores - Verizon Wireless, AT & T, Sprint y T-Mobile - pongan en marcha un programa para desactivar los teléfonos reportados como robados, evitando que sean utilizados en sus propias redes. Dentro 18 meses, el FCC planifica ayudar a las empresas para combinar sus bases de datos y así crear un programa nacional, que también impida que un teléfono pueda ser modificado para utilizarlo en la red de otra compañía.

Traducido del artículo publicado por el New York Times.